Skip to main content
Seminario internacional de Comarcas Sostenibles

NO DEJES DE HABLARME, TE NECESITO.

COMUNICACIÓN POLÍTICA DE GOBIERNO,

LA COMUNICACIÓN PERMANENTE

 

 

Cuando hablamos de cómo hacer la mejor comunicación política de manera eficaz y constante se debe asumir antes que nada que el mensaje y su forma de transmitirlo es lo más importante a la hora de trabajar una campaña política o electoral.

 

Lo que no se comunica no existe, así de fácil.

 

Estés gobernando actualmente o te planteas comenzar un proyecto político y no has podido exponer tus ideas y argumentos o lo que es peor, si no has planificado una estrategia clara en cuanto a los principales apartados de la comunicación moderna, estás avocado a pasar desapercibido y será muy difícil mostrar tu gestión y hacerla llegar a las audiencias.

 

¿Cuántas veces no has escuchado eso de “es que hacemos muchas cosas, pero la gente no se entera”?

 

Hablamos además de campaña electoral, de una carrera de fondo permanente donde la información ha dejado paso a las emociones, donde la verdad absoluta no está en posesión de nadie y donde los partidos políticos y los líderes de las formaciones políticas de la actualidad se disputan el mercado electoral, el posible voto en las urnas.

 

Comunicar es llegar, con la palabra y con todo aquello que no sea hablar, ahora toca reinventarse en cuanto a modos y métodos para conseguir micro-momentos “libres” del pensamiento de los ciudadanos, menos es más y en comunicación política lo simple es dos veces bueno.

 

Pero ¿Qué busca el electorado? Mejor dicho, ¿Qué tiene que encontrar en los mensajes políticos? Empatía.

 

La gente se ha acostumbrado a quedarse con los titulares de la prensa, de la radio, incluso de las publicaciones que puedan encontrarse en los medios digitales. La política 2.0. es un buen ejemplo de ello, una frase y una imagen, lo demás sobra.

 

La comunicación política de gobierno no es megafonía constante por los medios online y tradicionales, una comunicación 360 es ofrecer contenido de valor y que se entienda. Los tecnicismos a la hora de informar solo van dirigidos a un determinado sector de la población, a una pequeña parte que puede interpretar para bien o para mal lo que se intenta transmitir.

 

Los políticos no tienen que hablar solamente para los políticos, que es lo más frecuente. Los que se dedican a la vida pública deben de contemplar que el destinatario y receptor del mensaje político más importante es el cliente político, el pueblo, la gente que da y quita la confianza a los candidatos.

 

 

LA COMUNICACIÓN POLÍTICA CUANDO SE GOBIERNA

 

 

La comunicación institucional no solo son plenos y acciones de gobierno puntuales, los debates políticos extensos tienen poco recorrido, la comunicación política cuando se está gobernando va mucho más allá.

 

Les pongo un ejemplo, los informativos televisivos han ido evolucionando con el paso de los años.

Ahora en la programación de un informativo, el contenido se nutre de diferentes bloques o fragmentos relacionados con información puntual de algún suceso o noticia relevante.

 

A medida que avanza el programa se recuerda esa noticia de mayor trascendencia. Pequeñas “píldoras” informativas repetidas varias veces durante la duración del programa. Se trata de que el espectador retenga aquellos mensajes más relevantes y son cortos, muy cortos.

 

 

Por lo tanto ¿quién se va a leer un texto de cuatro páginas sobre un comunicado del gobierno, del ayuntamiento? Nadie, salvo que afecte directamente al interesado.

 

Otro apartado de estudio importante lo tenemos con los partidos políticos, una vez llegan al gobierno, aquella fiebre y fuerza por comunicar propuestas y mensajes para llegar a más gente, se diluyen una vez acceden al gobierno. Bienvenidos al mundo del confort.

 

Las organizaciones políticas siguen siendo generadoras de noticias, ayer, hoy y siempre. No dejes de comunicar. Comunicar es al partido la forma de vender día a día gestión, trabajo, actividad. ¿Recuerdas el principio de este artículo?

 

Lo que no se comunica no existe.

 

Con todo esto podemos afirmar con seguridad que cualquier gobierno actual o futurible tiene que elaborar un plan de comunicación eficaz y dedicar suficientes recursos a él.

 

El plan de comunicación política puede contemplar al menos dos vertientes en función de si se está gobernando (contenidos y acciones de gobierno) y además la comunicación del partido político (ideologías, nuevos proyectos en curso, afiliados y simpatizantes, etc.)

 

La comunicación es un partido de tenis, pelota va y pelota viene.

 

Esto es quien soy y que tengo para ti, a cambio, lo que viene hay que asumirlo, recogerlo y adaptarse a él, cuestión de adaptarse a los nuevos formatos de comunicación, de conexión con el ciudadano.

 

 

 

LAS CLAVES PARA COMUNICAR MEJOR LA POLÍTICA DE GOBIERNO

 

El cortoplacismo en política es pan para hoy y hambre para mañana, no lo dudes. En la época actual se hace imprescindible reflexionar y pararse a pensar un instante ¿Para qué, a quién, por dónde, cuándo y qué vamos a comunicar?

 

Respondiendo a estas preguntas un partido político, un alcalde o concejal, una institución pública municipal y muchas organizaciones de otra índole, van a ser mucho más cercanos, más conocidos. Su mensaje va a caminar de otra forma, va a llegar más lejos.

 

Para hacer la mejor comunicación política y superar a tus adversarios y competidores lo primero que se tiene que hacer es investigar, tener un amplio conocimiento de las necesidades, hábitos, lugares de residencia, nacionalidades y otros apartados en cuanto a segmentación del público objetivo. Así podrás dirigir mejor tu mensaje y argumento político, así podrás conseguir crear relación de calidad entre la marca política y el votante.

 

¿Qué quieres conseguir? ¿Hasta dónde quieres llegar con tu mensaje? ¿Qué sectores de la población son susceptibles del contenido político a informar? Estas son solo alguna de las preguntas que debes hacerte para hacer un plan de comunicación moderno y actualizado a los nuevos tiempos.

 

Si conocemos un poco mejor al mercado electoral y a la competencia, tenemos algunos objetivos políticos identificados, sabemos qué queremos comunicar políticamente, lo siguiente es como lo vamos a conseguir, el santo grial que siempre se le pregunta al consultor o asesor político ¿Y eso cómo se hace? Con estrategia querido Watson, por cierto, ¿sabías que Sherlock Holmes nunca pronunció esa frase en la novela escrita?.

 

Son muchos los factores para conseguir alcanzar los objetivos de comunicación política, aquí los pequeños detalles marcan los grandes logros. Qué medios de comunicación se van a utilizar, la innovación esa gran desconocida en política. Si en la comunicación política no se muestra novedad, frescura y el factor sorpresa, serás uno más.

 

Comunicar hoy en día es llegar, es diferenciación.

 

Ser diferentes a la hora de comunicar da miedo en muchas ocasiones, hasta cierto punto lo entiendo, pero no hablamos de ser kamikazes políticos, la política actual tiene ese punto de aventura y de atrevimiento, a todo esto las fake news están por todos los canales de comunicación y pone más difícil destacar con argumentos creíbles.

 

La estrategia en comunicación es orden, planificación y constancia. La combinación de esos tres factores marca la diferencia con el resto de las formaciones y competidores en campañas gubernamentales o campañas políticas, dan consistencia a la marca política ante la sociedad, solo con intención no se llega al vecino.

 

Todo está muy claro, muy definido, como se dice coloquialmente “muy bonito” pero ¿Quién lo lleva a cabo? En el tiempo que llevo ofreciendo consultoría política local, nacional o internacional, este es el talón de Aquiles de los partidos políticos. La actitud, esa es la clave de todo.

 

Pero antes de la actitud los gobiernos actuales de cualquier ayuntamiento, comarca o entidad de otro nivel tienen que definir si optan por delegar la comunicación política del gobierno y partido a miembros del mismo equipo o personal interno de la institución, o a cambio prefieren subcontratar los servicios de profesionales que diseñen estrategias de comunicación y marketing político con carácter externo, la profesionalización de la política.

 

En uno u otro caso lo que importa es que las acciones se lleven a cabo, ni más ni menos.

 

La comunicación política es interminable, no tiene fin, siempre hay que seguir estudiando que y como mejorar la forma de hacer llegar nuestro mensaje. Las estrategias utilizadas en un momento pueden no ser apropiadas para otra circunstancia y así con todo lo demás.

 

La campaña permanente es comunicación y marketing político permanente, siempre, todos los días. ¿Quieres aprobar los exámenes cada cuatro años con buena nota? Empieza a estudiar desde hoy y recuerda que la clave no es llegar, sino mantenerse y por eso…no dejes de hablarme, te necesito.

 

 

 

10 de febrero de 2019

 

 

 

 

Isaac M. Hernández Álvarez

Consultor de Comunicación y Marketing Político

www.isaachernandez.es

Seminario internacional de Comarcas Sostenibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »