Skip to main content
SOY TU FARO. SOY GRAN CANARIA #muchoporvivir

La importancia de la Formación Profesional para conseguir un empleo

En los últimos años, la situación laboral en España requiere cada vez más de trabajadores cualificados. De hecho, los estudios de Formación Profesional cuentan con cada vez más prestigio, al ser muy útiles por sus amplias salidas laborales.

 

Y es que el sistema educativo español actual permite que los estudiantes escojan la opción formativa que mejor se adapte a sus intereses, ya que el nivel de formación con el que se accede al mercado laboral tiene un gran peso en las posibilidades de conseguir un empleo.

 

Obviamente, lograr una inserción laboral óptima tanto de jóvenes como de adultos no solo depende del nivel de formación, sino también del nivel de competencia profesional. Por ello, centros como Formación CIP cuentan con cada vez más estudiantes en busca de mejorar su formación para obtener un puesto de trabajo de calidad.

 

Hay que tener en cuenta que en un mercado global con un alto grado de competitividad e incertidumbre, en la que existe una normativa que cambia bastante, con continuos movimientos demográficos y una constante exigencia de nuevas necesidades de destrezas y capacidades en lo que respecta a la adecuación a las empresas y la eclosión de nuevas oportunidades de empleo

 

Es por esto por lo que una actualización de la Formación Profesional para que sea más dinámica, innovadora y atractiva abre muchas más salidas profesionales, sobre todo si se considera que son los estudios profesionales más próximos a la realidad laboral y que responden a la necesidad de personal especializado que responda a la demanda de empleo.

La Formación Profesional, gran opción para mejorar a nivel laboral

De acuerdo con Montse Álvarez, miembro del equipo técnico de la Fundación CYD, actualizar las habilidades y conocimientos de un profesional es un aspecto “crucial para estar en mejor disposición de ocupar puestos vacantes y seguir ejerciendo las actividades corrientes”.

 

No obstante, España todavía tiene mucho recorrido, puesto que tan solo el 10,5% de los mayores de 25 años siguen formándose durante su vida laboral, una cifra que se coloca por encima del 8% de Alemania o el 10,3%  Portugal, pero muy por debajo del 19% en el caso de los Países Bajos o Francia o el 30% de Suecia o Finlandia.

 

Según la Unión Europea, al formación continua es la actividad de aprendizaje durante la vida con el fin de mejorar conocimientos, competencias y aptitudes con el objetivo de ver progreso en áreas relacionadas con el empleo (ascensos, promoción interna…).

 

Por supuesto, en España hay aún mucho margen de mejora. Como afirma la directora de educación y formación en la Fundación Cotec para la Innovación, Ainara Zubillaga, la formación es vital “para no quedarnos descolgados de todos los avances que se están produciendo en el mundo laboral, y para no hacer más grande la brecha, en términos de formación, que trae consigo la transformación tecnológica”.

 

Así, para Carlos Giménez, directivo del Grupo Planeta, la “Formación Profesional se adapta realmente a las necesidades del mercado laboral incorporando a la enseñanza no sólo conocimientos técnicos sino habilidades profesionales, competencias digitales e idiomas”.

 

Adrián Valdivia Saavedra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »