Skip to main content

SOY HOMOSEXUAL

Share on Facebook42Tweet about this on TwitterShare on Google+2Email this to someone

Hola.

 

Soy homosexual, ese hombre al que le gustan los hombres o la mujer a quien le gustan las mujeres. Soy el que miras de reojo porque va de manos con otro hombre, el que miras con mala cara si me sale lo que todos llaman “pluma”. Soy el culpable de todos los males del mundo, el portador de enfermedades contagiosas, soy antinatura, soy un desperdicio humano, un paria social.

 

Y por ello, puedes odiarme eternamente, lanzarme desde una azotea con mis ojos vendados, escupirme a la cara, arrastrarme por el fango literalmente o arrastrarme por el fango con tu lengua de serpiente venenosa. Empújame a las vías de un tren cuando éste esté próximo a la estación.  Hazme un bulling. Sodomízame con un hierro candente, lapídenme mientras camino por el pueblo hasta caer desmayado. Azótame con un látigo de espinas para después encerrarme en una celda repleta de excrementos. Escúpanme palabras sucias mientras atravieso su calle. Entiérrenme vivo y haz que mi cabeza espere a que el agua del mar la cubra, para morir ahogado. No dudes en arrancarme la piel a tiras con tus propias manos. Destruye mi entorno con tus miedos y calumnias. No dejes nada vivo de mí.

 

Sé la madre que reniega de su hijo prefiriendo haberlo abortado. El padre que me deshereda y me echa para que vaya a vivir bajo un frío puente. Destrózame la cara con tu puño de hermano o arráncame los ojos con tus uñas de hermana.  Descomúlgame de tu iglesia y lánzame a los leones de la sociedad corrupta. Señálame con tu dedo temeroso de Dios y acúsame de pecador empedernido. No me permitas vivir en mi país porque no lo merezco. No cures mi heridas. No sientas mi dolor.

NO LO MEREZCO.

 

Soy sólo un pobre hombre que vive por egoísmo, no pienses por un momento que tengo corazón. Soy sucio, mezquino, tengo la sangre envenenada, podrida de tanta enfermedad. Soy aquel que no quiere a la familia, que no tiene sentimientos. No sufro cuando me insultan, no me importa que mis padres me echen de mi casa renegando de mí. No lloro cuando mis hermanos me repudian. No siento miedo ni dolor cuando me agreden. Cuando me miran mal y me señalan por la calle.

NO TENGAN PENA DE MÍ.

 

Ahora reflexiona sobre lo que he escrito, mira en tu interior. Rebusca en la Historia de la humanidad, en Wikipedia, revuelve Google y desgrana tu Facebook si hace falta. Siente lo que de verdad te rodea, lo que tienes en lo más profundo de tu corazón, de tu ser. Y pregúntate: ¿De verdad puedes odiar al hijo a quién le diste la vida? ¿De verdad vas a repudiar al hermano con el que compartiste cama, juegos, ropas, risas? ¿De verdad vas a ser el primero en tirar la primera piedra? ¿Crees, en serio, que merece la pena matar a una persona porque ame a otra? ¿Te compensa, de veras, creer que tu dios repudia a los que son diferentes a ti? ¿Crees que el mundo va a quedar libre de personas como yo por el mero hecho de que a ti no te gusten? ¿Pretendes aniquilarnos a todos de verdad?

REFLEXIONA

 

Nadie merece ser repudiado por lo que hace en una habitación de cuatro por cuatro metros cuadrados con una persona de su misma condición sexual. Nadie merece ser asesinado o apaleado por AMAR a otra persona con la misma condición sexual. Nadie merece ser maltratado por ser y pensar como siente, como quiere o le gusta.

SIENTETE LIBRE. PERMITE LIBERTAD.

 

Por G. David Peralta.

22 comentarios en “SOY HOMOSEXUAL

  1. Sencillamente genial.
    Gracias G. David Peralta por este maravilloso artículo.
    Confio en que los lectores sepan “leer entre lineas”

    1. Gracias por tu comentario Fifth, creo que los que tenemos los medios debemos usarlos para hacer llegar a todos los horrores de la “humanidad”, lo entrecomillo porque da pereza llamar humanos a las personas que hacen esto.

  2. Muy buen artículo David,es la cruda realidad,menos mal que somos bastantes los que apreciamos este mundo con toda su diversidad,quiero creer que somos muchos los que valoramos y queremos a las personas sin importar su condición,pero ahí están los que tú describes muy bien,gracias por tus palabras!!!!

    1. Gracias por tu comentario, Amparo. Sé muy bien que tú tienes una gran humanidad y no sólo esto te disgusta, sino el maltrato animal y demás horrores.

  3. Duro, aunque cierto, en realidades distintas a la nuestra. Cada frase es un golpe seguida de una sensación de vértigo. No puedo mirar a otro lado , lo se, pero tenemos suerte de vivir aquí. Nada ha sido gratis y los que hemos luchado por la visibilidad y por la igualdad, seguimos sin entender como en algunos lugares del mundo y en nombre de un dios, los hombres lancean a la amenaza que les supone alguien que ama de forma distinta a ellos.

    1. Es así, por desgracia está sucediendo en muchas partes del mundo. Aquí tenemos suerte, pero hay que seguir concienciando para no volver a retroceder. Muchas gracias José.

  4. Espero de todo corazón que abra los ojos de mucha gente. Parece mentira que en pleno siglo XXI aun haya gente con la mente tan cerrada.

    1. Yo también lo espero Zulay, era mi intención cuando lo escribí. Quise describir los sentimientos que produce el rechazo de sus seres queridos a gente con la que he hablado, y gente cercana. Es triste pero cierto, que una madre prefiera haber abortado por que su hijo es homosexual. Muchas gracias Zulay.

    1. Muchas gracias Zerenei, es cierto no hay más que leer los periódicos y darse cuenta de como matan a los homosexuales en algunos países. Es muy fuerte.

  5. Muy buen artículo, es una lastima q haya q escribir así para pedir aceptación, cuando a día de hoy no debería de ser ni tema de conversación, porque tendríamos q estar todos concienciados q se puede querer a otras personas independientemente del sexo y es una pena q en el siglo q vivimos te juegues la vida por querer a otra persona….
    Algún día viveremos en LIBERTAD.

    1. Muchas gracias Laura. Es cierto lo que dices, en realidad no se debería ni hablar de este tema porque ya sería algo normal, algo natural, para todos y en todos los países. Y espero que se cumpla lo de vivir todos en LIBERTAD.

  6. Es un orgullo tenerte como amigo. Un extraordinario artículo. Si la libertad que he vivido en Gran Canaria se hiciera realidad en el resto de España, entonces podría decir, ya somos libres. Enhorabuena por el artículo.

    1. Muchas gracias Pedro. Si con esto consigo que se entienda lo que pasa mucha gente fuera de esta isla y de esos lugares en los que la homosexualidad es vista con normalidad, me doy por satisfecho. Hay gente que opina que hay otras cosas más importantes por las que luchar, que la homosexualidad ya está aceptada, pero nada más lejos de la realidad, todavía queda mucho.

  7. Lamentablemente hay mucha gente q piensa asi ; pero deberian pensar porque quizas tienen miedo de ser homosexsuales tambien o es una coraza q tienen porque no quieren entender a esas personas ,si personas q tienen corazon tienen alma sentimientos ,como todos los seres humanos ,tanta ipocresia ,mas tolerancia y mas apoyo ,eduquemos para querer no para odiar ,yo soy homosexsual porque me pongo en su piel y los amo feliz dia

    1. Es cierto Mari, y en el artículo reflejo cosas que me han contado, no ya personas de países donde la homosexualidad está castigada, sino de países europeos como Francia o España, así que hay que seguir reivindicando derechos para todos. Gracias por tus palabras: “soy homosexual porque me pongo en su piel”, es lo que deberían hacer muchos. Muchas gracias Mari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Translate »