Skip to main content
SOY TU FARO. SOY GRAN CANARIA #muchoporvivir

Banderas Negras 2020: se cumplen 15 años de denuncias en nuestras costas

  • Ecologistas en Acción presenta su informe ‘Banderas Negras 2020’, que otorga dos banderas -una por contaminación y otra por mala gestión- a cada provincia litoral, más Ceuta y Melilla.
  • En esta edición el informe incorpora los impactos costeros sobre la biodiversidad del litoral español.
  • Al igual que en 2019, el mayor problema de las costas españolas se centra en vertidos de aguas y su mala depuración.
  • En Canarias se registran cinco Banderas Negras: Corralejo, Islote de Lobos, Playa de la Nea, Puerto de Fonsalía y La Tejita.

Un año más Ecologistas en Acción realiza un análisis de los casi 8.000 km de las costas españolas. En esta edición, el informe ‘Banderas Negras 2020’ ha considerado aquellos casos más característicos de afecciones por contaminación y mala gestión ambiental.

 

En el informe se han asignado dos banderas negras a cada provincia litoral, más Ceuta y Melilla, por lo que suman un total de 48 casos. Este año se han vuelto a asignar algunas banderas recurrentes que ya obtuvieron el galardón en el año 2019, como por ejemplo el sistema de saneamiento de Gijón (Asturias), el proyecto del puerto de Fonsalía (Sta. Cruz de Tenerife) o el Mar Menor (Murcia), cuya situación sigue agravándose con el paso del tiempo.

 

En el diagnóstico anual de la salud de nuestras costas, este año se ha hecho una mención especial a afecciones antrópicas (de origen humano) sobre la biodiversidad costera, que han mermado y ponen en peligro a cientos de especies animales y vegetales. Se dan ejemplos claros de especies que están siendo amenazadas actualmente, desde la lapa Patella ferruginea, las praderas de la fanerógama marina Cymodocea nodosa, o las algas del género Gelidium spp, así como la gestión ineficaz sobre el alga invasora Rugulopteryx okamurae.

 

Por otro lado, el informe no obvia la crisis sanitaria, económica y social derivada de la COVID-19 que estamos viviendo. Por ello, y en primer lugar, Ecologistas en Acción se solidariza “con todas aquellas personas que han sufrido alguna pérdida o están en situación de vulnerabilidad y pasándolo mal”. Asimismo, señala las causas y las consecuencias de esta crisis, que podría pensarse están muy alejadas de posibles efectos en la costa y, sin embargo, muestran una doble amenaza a estos ecosistemas:

 

  • Los residuos generados por la crisis sanitaria: cada vez son más habituales las imágenes que muestran que los residuos de mascarillas y guantes, mal gestionados, están llegando a playas y mares.

 

  • La desregulación urbanística como salida a la crisis social y económica: cada vez son más las autoridades regionales que están mostrando su preferencia por tirar una vez más del “ladrillo” como solución a estos problemas.

 

En Canarias destacan 5 banderas negras:

 

Provincia de Las Palmas

 

  • Dunas de Corralejo

 

El complejo hotelero construido en las dunas de Corralejo (Fuerteventura) no solo está afectando gravemente al sistema dunar, sino que amenaza de muerte uno de los ecosistemas más ricos de biodiversidad y necesarios para frenar el cambio climático, los sebadales de Corralejo, bosques submarinos, declarados Zona de Especial Conservación Marina. Desde hace años estos hoteles están censados por el propio Gobierno de Canarias, como puntos de vertidos contaminantes al mar.

 

  • El Islote de Lobos

 

Un parque natural, inserto también en la ZEC marina de la Unión Europea, tiene una capacidad de carga de visitas hasta ahora en el PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión) de 200 personas. Por arte de magia sin un control científico se pretende pasar a 704. Es importante señalar que en la isla de Lobos no funciona la depuración y el control de los vertidos fecales sigue sin resolverse, de hecho el propio Gobierno de Canarias lo señala como punto rojo de vertidos.

 

Provincia de Santa Cruz de Tenerife:

 

  • Playa de la Nea y Playa de Radazul

 

La situación de los vertidos tierra-mar que venimos denunciando en la provincia año tras año, no se ha solucionado estructuralmente a día de hoy. Sin nuevos datos públicos y aún pendientes de la resolución de la Comisión Europea sobre quince vertidos ilegales y la consiguiente multa multimillonaria, seguimos careciendo de infraestructuras de saneamiento en muchas zonas de la provincia, con abundantes núcleos de población que no disponen de redes y recurren al uso de fosas sépticas y pozos filtrantes.

 

  • Proyecto del Puerto de Fonsalía

 

Por tercer año consecutivo adjudicamos la Bandera Negra por mala gestión medioambiental al proyecto de construcción del puerto de Fonsalía 25 , en la costa del término municipal de Guía de Isora. La construcción de este puerto no solo significaría intensificar los problemas de conservación que ya sufre cotidianamente la ZEC (colisiones, estrés y desorientación de cetáceos producidos por las embarcaciones, riesgo de contaminación por vertidos,deterioro general de los hábitats…), sino que atravesaría horizontalmente la propia Zona de Especial Conservación, fragmentando el ecosistema y afectando de forma negativa al tránsito de especies.

 

  • Construcción de hotel en Playa La Tejita

 

La Tejita es la mayor playa de Tenerife y la última del sur que preserva un aspecto virgen. Está enclavada a las faldas de la Reserva Natural Especial de Montaña Roja en el municipio de Granadilla de Abona (término en el que se desarrolló también el escandaloso y multimillonario Puerto de Granadilla que a día de hoy tiene mínima actividad).  Con una rica y singular biodiversidad fue declarada Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y Zona de Especial Conservación (ZEC), formando parte de la red europea Natura 2000.

 

Es en este excepcional enclave natural y pasajístico se libra un hito en la batalla por la conservación de nuestro litoral, con un litigio legal, hasta ahora silencioso, promovido por ATAN (la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza) y Salvar la Tejita; plagado de irregularidades y extrañas faltas de comunicación a tiempo entre las administraciones lo que propició la continuación de las obras. En respuesta a la inacción de las administraciones y el sentimiento de abandono e impotencia de la población, dos jóvenes que quieren mantener su identidad en el anonimato, ocuparon el martes 16 de junio las dos principales grúas de la construcción con pancartas de “Stop hotel”, llevando a cabo una acción directa no violenta que ha servido para la visibilización de este “atentado ecológico” y la reanudación de la polémica pública sobre los procedimientos y responsables. El sábado 27 daban por concluida la acción, y en un entorno emotivo y festivo, las activistas bajaban de las grúas. El lunes 29 se confirmó que la paralización de la obra había sido efectiva.

 

Desde Ben Magec-Ecologistas en Acción agradecemos la labor de las activistas, del Grupo de Apoyo, Radio Pimienta, y de toda la ciudadanía, y solicitamos que no haya consecuencias legales para las activistas por hacer cumplir la ley.  Así mismo que la revisión del deslinde se realice desde un punto de vista racional y conservacionista contemplando los 100 metros, teniendo en consideración los valores naturales y paisajísticos aquí narrados, con el objetivo último de la demolición de la obra y la restitución de los terrenos.

 

 

Este año también se celebra el 15º aniversario del informe Banderas Negras. Por ello, se ha elaborado un informe extra que analiza la situación de estos últimos seis años, debido a que la metodología empleada anteriormente era diferente. En estos seis años de denuncias anuales se han otorgado un total de 284 banderas negras y, desafortunadamente, no todas las situaciones que se llevan denunciando tantos años han podido solucionarse de manera favorable.

 

‘Banderas Negras 2020’ da cuenta de problemas sin resolver, algunos recurrentes en el tiempo y otros no. Su clasificación, en función de las causas de origen es la siguiente:

– Diecinueve banderas negras por vertidos de aguas sin depurar.

– Ocho banderas negras por especulación urbanística.

– Seis banderas negras por afecciones industriales.

– Seis banderas negras por puertos y cruceros impactantes.

– Cinco banderas negras por erosión costera y obras.

– Dos banderas negras por afecciones a la biodiversidad.

– Una bandera negra por acumulación de basuras.

– Una bandera negra por más de una causa concreta.

Este año 2020 es el que mayor número de denuncias sobre vertidos y depuración ha recibido de estos últimos seis años. Este caso es significativamente destacable, lo cual nos lleva a plantearnos si desde la primera sanción en 2018 por parte de la UE se están tomando las medidas necesarias para resolver esta grave deficiencia.

Por último, Ecologistas en Acción insiste en su informe en la grave amenaza que suponen para muchas playas los temporales como el Gloria. En este punto invita a cuestionar la ‘nueva normalidad’, y a lanzar la reflexión sobre la gestión de estos entornos. “Debemos reflexionar si la respuesta a estos temporales va a seguir implicando una ingente cuantía económica para restaurar las infraestructuras dañadas, o si debemos plantear un nuevo modelo de gestión que esté integrado con el medio natural”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »