Skip to main content
SOY TU FARO. SOY GRAN CANARIA #muchoporvivir

la Asociación de Mujeres Valentina

El Principio de Igualdad constituye uno de los Principios Fundamentales de la Democracia. Por ello, implantar la Igualdad entre mujeres y hombres en los diferentes ámbitos de nuestro municipio, debe ser una tarea responsable no sólo por parte del Ayuntamiento de Santa Lucía, sino también prioritaria para las entidades representativas del municipio, para que todas las partes logren la sinergia y mayor eficacia.

Para ello en abril de 2019 el Ayuntamiento de Santa Lucía aprobó en pleno el V Plan Local de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y hombres 2019-2023. En dicho documento quedan establecidos los principios orientadores de las políticas de igualdad de oportunidades que deben regir en el municipio, así como las acciones a las que se comprometió la corporación para lograr una igualdad real y efectiva.

Por dichas razones y acorde con los valores de la Asociación de Mujeres Valentina queremos manifestar nuestro desacuerdo con que el nombre “NOCHE DE BRUJAS”, acto que se encuadra dentro de los organizados por el Ayto.de Santa Lucía con motivo de la Noche de San Juan, porque a través de su uso se fomenta denigración de las mujeres.

Consideramos que el que ayuntamiento retroceda 40 años y vuelva a elegir dicho nombre, estigmatiza a la mujer además de contravenir el Plan de Igualdad Municipal, donde figura expresamente el: “Uso del lenguaje o imágenes no sexistas desde la cultura y propuestas culturales municipales”.

A lo largo de la historia son muchos los mitos e historias escritas sobre brujas, que las relaciona con mucha frecuencia a la crueldad, perversión, malicia, oscurantismo, y que son objeto de humillación, insulto y desprecio a las mujeres.

Probablemente solo fueron mujeres que no veneraron a un Dios, sino a la Tierra: pues ellas eran quienes mejor conocían las propiedades ocultas de las plantas medicinales. Para quien quiera entenderlo hay que recordar que en las primeras sociedades que se conocen, las mujeres eran quienes trabajaban la agricultura y la recolección ya que los hombres se dedicaban a la caza.  Ellas aprendieron lo que la madre tierra les ofrecía, tanto los alimentos como sus plantas medicinales. Probablemente  el precio que pagaron fue que adoraban a la tierra y no a ningún Dios y por este paganismo pagaron un alto precio.

En las sociedades antiguas también hubo cierto miedo a las mujeres, sobre todo por incomprensión de algunas de sus capacidades. Las mujeres por supervivencia suya y la de la comunidad, fueron capaces de observar el proceso que hacían crecer los alimentos, predecir las inclemencias del clima y así sacar un mayor rendimiento a la tierra. A estas mujeres se les llamó Brujas.

 

 

Desafortunadamente este concepto de “bruja”, más relacionado con la sabiduría, el trabajo y el cuidado de la comunidad no es el que la mayoría de la ciudadanía tiene en mente al escuchar dicha palabra. Eso ha hecho que desde la antigüedad se persiguiese a estas mujeres.

La perspectiva de género nos permite visibilizar  cómo a lo largo de la historia se han conservado prejuicios relacionados con las mujeres. Actualmente se sigue estigmatizando a la mujeres que son  independientes, seguras de sí mismas y  que deciden vivir como ellas consideran, que se salen de los  modelos culturales patriarcales  ¡incluso se les etiqueta de Brujas!

Por todo esto y porque así lo recoge el V Plan de Igualdad Municipal aprobado en el pleno de abril de 2019  consideramos que la concejalía de cultura del Ayuntamiento de Santa Lucía debe replantearse la eliminación del nombre de “La Noche de Brujas”, por otro donde cumpla con un lenguaje inclusivo, y evite relacionar la noche de hogueras con la “quema de mujeres” o “el concepto actual de bruja”. Desde el Ayuntamiento de Santa Lucía como de las entidades representativas de la ciudadanía no sólo se debe cumplir la ley, sino también contribuir con un cambio social desde edades de la infancia, juventud y ciudadanía en general, y como en esta ocasión reparar la situación injusta que a lo largo de la historia ha sacrificado y estigmatizado a las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »